Por el culo no, Antonio.
-Pues ya me dirás, Paco.