- Oye, tu mujer me ha guiñado el ojo.
- No pasa nada, es un tick nervioso que tiene, lo hace siempre.
- Ah, vale. Pero por si acaso yo me la he tirado ...