-Cariño, ¿finges los orgasmos?
-Sí. Pero no es por ti, es por el vecino.
-Gracias cariño.