- Por favor, ¿el baño?

- Al fondo a la derecha.

El tío sale por patas y al llegar al fondo del pasillove dos puertas y comoestaba muy apurado lo echa a suertes y entra en una, al entrar exclama:

- ¡Joder! ¡Una taza del water DE ORO!

El tío hace sus necesidades y se marcha, pero al día siguiente vuelve al bar y al ir al baño ve con sorpresa una taza del water de lo más normal, mosqueado le pregunta al camarero:

- Oiga, por curiosidad, ¿cómo es que ayer la taza del water era de oro y hoy es de las normales?

-¡PEPE! ESTE ES EL QUE SE TE CAGÓ EN EL SAXOFOOOOON!