Había una vez un toro y una vaca que vivían en dos granjas diferentes y los separaba una cerca de alambres de púas, el toro se decidió a saltar la cerca, se armó de valor y saltó. Entonces se encuentra con la vaca y le pregunta:

- ¿Cómo te llamas?
- Me llamo Laurita Corazón, pero me puedes decir Laurita por que mi corazón es tuyo, ¿tu cómo te llamas?
- yo me llamo Pedro Cojones, pero me puedes decir Pedro porque mis cojones se quedaron en el alambre de púas.