Por encima del deseo de aquellos que consideran que implantar la tecnología sería quitarle debate a un deporte que se sustenta en la discusión, la UEFA ha decidido utilizar el ojo de halcón para facilitar la labor arbitral y acabar con los goles fantasmas. La Eurocopa de Francia, en junio, será el punto de arranque de la nueva normativa, que también se aplicará en la Champions de la próxima campaña y en la Europa League de dentro de dos.
"De el Periodico". Supongo que dado este caso se parará el partido y se consultarán las cámaras, nos quitarán el debate y las polémicas que siempre se generan en el post-partido, hablaremos menos, nos quitarán la "salsa" de las pequeñas rencillas, aunque seguro que los resultados serán mas justos.

Saludos