Cuando llega algún día como el de San Valentin me da que pensar en la sociedad consumista a la que pertenecemos, hay que hacer un regalo casi obligatorio a la pareja que tenemos. A este día hay que añadir otros como el día de la Madre del Padre e incluso Navidad. Si quieres o tienes cariño por otra persona se lo demuestras día a día, unos los tendrás de mejor humor y otros de peor, pero no tienen que llegar estos días para demostrarlo.Por mi parte la Navidad incluso me pone con sentimientos negativos, pero también es posible que sea por mi falta total de confianza con respecto a la curia.


Saludos