Iban 3 amigos en una motocicleta.

El primero iba conduciendo, el del medio era tartamudo, y el último se llamaba Javi.

El primero, Piloto, les dijo a sus 2 amigos que se prepararan para sentir adrenalina, y aceleró su motocicleta.

El del medio, el tartamudo, en una curva, comenzó a decir:

- ¡Ja-Ja-Ja-Ja!

Y el que conducía, al pensar que se su amigo se reía, aceleraba cada vez más.

Después de un rato, cuando se detuvieron, el del medio dice:

- ¡Ja-Ja-Ja-Javi se cayó!