Va un camionero al dentista todo asustado.

- Doctor, me duele la muela.

- A ver, abra la boca.

- No, que tengo mucho miedo.

- Mire, ¿Sabe qué haremos?, le doy esta botella de whisky, usted echa algún trago, y verá como se le pasa el miedo.

Al rato, el camionero ya ha dejado la botella totalmente vacía.

- ¡Qué! ¿Se siente más valiente ahora?

- Shi, pero a ve quién e e wapo que me toca ahorra lla muela.