Esto es un borracho que llega a su casa, y llama a la mujer y le dice:

- María, baja que te voy a echar cinco polvos.

- Anda ya, ya vienes borracho.

- No, vengo con cuatro amigos.