- Ya le hemos dicho a su mujer que usted está aquí y que está borracho

- ¿Y ella qué ha dicho?

- Nada.

- Entonces no era mi mujer.