En un juicio por el robo de un coche, dice el juez al acusado:

- Por falta de pruebas, el acusado es declarado inocente y se retiran los cargos.

- Perdone señoría, ¿Significa eso que me puedo quedar con el coche?