- Papa, creo que me gustan las chicas.

- ¿Por qué te diste cuenta de que te gustan las chicas?

- Porque las grandes me hacen mucho daño en el culo.