- Oiga, metre, ¿se puede hacer una petición a los músicos?

- Por supuesto, señor. La que quiera.

- ¡Pues que no toquen más, que se vayan ya...!