Un hombre llega a su casa a la hora de comer y se sienta a la mesa, su mujer le preguntó:

- ¿Te sirvo?

- A veces.