- ¡Ay Pepe, ¡cinco años, Pepe!

- Bueno, cariño, qué le vamos a hacer.

- ¡Ay, Pepe! Hablé con el juez que lleva tu caso.

- ¿Y qué te dijo?

- ¡Ay, Pepe! Que por cada vez que "me lo hiciera con él" te iba a rebajar un mes de cárcel.

- ¡¿Quéééé?! ¡Hijoputa, cabrón! ¿Y tú qué le contestaste?

- ¡Ay, Pepe! ¡El lunes te sueltan!