- Hermana, ¿por qué se ríe tanto si la cuesta abajo hasta el convento es muy peligrosa?

- Sí, Hermana Superiora, pero está llena de baches

- ¡¡Ponga el sillín a la bicicleta ahora mismo!!