- Abuelo, ¿has visto los tripis que deje en la mesa del salón?

- No, y ¿tú has visto los dragones verdes que hay volando por el pasillo?