Un diario inglés anunció así la muerte de un pastor protestante:

" El reverendo Smith marchó hoy de la tierra rumbo al cielo. "

A los pocos días se recibió en la redacción el siguiente telegrama:

" Reverendo Smith sin llegar. Estoy muy preocupado. San Pedro. "