Abogado a cliente:

- Le voy a dar un consejo honrado.

- ¡No, no, no! Yo vine para que me hable como abogado.