La endivia es una hortaliza moderna descubierta accidentalmente por un campesino belga en el siglo XIX cuando encontró una raíz de achicoria que crecía protegida de la luz y que presentaba hojas blancas y alargadas. Muy fácilmente digeribles, combinan de maravilla con los saludables aceites del salmón y del aguacate. Este plato puede servirse como entrante aunque es ideal como aperitivo ya que su sabor fresco es perfecto para abrir el apetito, además de resultar muy atractivo a la vista.


Ingredientes
4 endivias
1 aguacate
300 g de salmón fresco
zumo de ½ limón y su ralladura
2 cucharadas de aceite de oliva
½ cucharadita de sal
3 cucharaditas de mostaza
1 cucharada de salsa inglesa
Unos golpes de salsa picante
Pimienta
Elaboración
Con la ayuda de un cuchillo muy afilado, cortamos el salmón en trozos muy pequeños.
Pelamos, deshuesamos y cortamos en dados un aguacate.
En un bol mezclamos una cucharadita de sal, la ralladura y el zumo de medio limón, la mostaza, la salsa inglesa y unos golpes de salsa picante. Emulsionamos con dos cucharadas de aceite de oliva.
Incorporamos al pescado y el aguacate y lo dejamos marinar durante media hora como mínimo, durante la cual el pescado irá cambiando de color, volviéndose más blanquecino.
Separamos las hojas de endivia y las rellenamos con el tartar.
Disponemos las hojas en forma de flor y refrigeramos hasta el momento de la degustación.
El truco final
Para evitar el sabor ligeramente amargo de la endivias, escógelas muy firmes y blancas. Corta la base dura con un cuchillo y deséchalo, utiliza la parte más tierna de las hojas.