- Papá, ¿por qué se necesitan testigos cuando un hombre se casa?

- Porque sin testigos nadie lo creería.