- Señora, me voy a trabajar a casa de la señorita Adelaida.

- ¿Cómo? ¿Prefieres trabajar con ella antes que conmigo?

- Sí, señora.

- ¿Y sabe que has estado trabajando conmigo ocho meses?

- Dice que no necesita más referencias, ya que he aguantado tanto con usted, con ella estaré toda la vida.