Una señora le pregunta a otra sobre la sirvienta que le solicita empleo:

- ¿Es discreta y reservada?

- ¡Como una tumba! Es capaz de romperte toda la vajilla sin decirte ni una palabra.